LA PRIMERA COMUNIÓN EN EL SENO FAMILIAR

1-comunionEl mes de Mayo suele ser el tiempo de las Primeras Comuniones, las cuales siguen siendo noticias porque a pesar de la crisis nadie va a renunciar al "vestido de princesa" o de "marinerito", para recibir la primera comunión (para muchos tal vez la última); ni tampoco van a renunciar al convite, por no hablar de los regalos, viajes y demás complementos, y todo eso apretándose mucho el cinturón para hacer frente a estos superfluos gastos. Es un acto con un tufillo consumista, donde toda la preocupación gira en torno a lo exterior. Muchos al nacer no se bautizan, ni crecen en un ambiente cristiano, pero es una realidad que cada vez son mas los niños (as) los que se deciden a hacer la primera comunion. Lo triste es que una semana después de este acto religioso, todo se ha esfumado, la mayoría no vuelven a la eucaristía dominical, solo quedaron como recuerdos los regalos de aquel "maravilloso día". Creo que para dar verdadero sentido a esa primera comunión se debería empezar desde la familia y desde ahí influir en sus hijos, explicándoles la presencia de Jesús que está entre nosotros y "escondido" en la Hostia Sagrada.Todo lo demás sobra. 

Comparte en tus redes

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to Twitter
Arriba