Parroquia de San Vicente (Sevilla)

BUENOS PROPÓSITOS VENIDEROS

i galaDesde hace décadas, a nivel personal, suelo hacer por costumbre, al finalizar el año, revisar mi vida y plantearme metas y propósitos para el año entrante. Posiblemente para muchos eso será una chuminá, pero ese compromiso me invita a esforzarme con ilusion por cumplir y vivir según los propósitos trazados. Siempre se ha dicho que los hombres se visten por los pies, es decir, que deben ser hombres (y mujeres) de palabras, por coherencia y dignidad. En esta línea, señor director, es preciso definir nuestros propósitos para el año que comienza, tomárnoslos en serio y hacer de ellos un verdadero compromiso.Hay quienes optan por plantearse propósitos materiales y otros buscan crecer en el valor moral y espiritual. Conozco a muchos que prefieren definir propósitos que les ayuden a ser mejores personas y, como creyente, a ser mejores cristianos. En definitiva, se trata de hacer ciertas cosas y dejar de hacer otras. También de asumir actitudes y dejar de lado otras tantas. Sería interesante trabajar para que la crisis que padecemos en valores y en economía no aparezcan en este año que acabamos de inaugurar.

 

Comparte en tus redes

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to Twitter
Arriba