Parroquia de San Vicente (Sevilla)

LAS PRIMERAS Y ÚLTIMAS COMUNIONES

Procesiím impedidos San Vicente 2017

Otro año más para enfadarme cuando toco el tema de la Primera Comunión.Para muchas familias la Primera Comunión se ha convertido (desgraciadamente) en la "nueva puesta de largo", donde los padres utilizan lo más sagrado como algo de usar y tirar. Es un espectáculo doloroso (no siempre, gracias a Dios) que tenemos que presenciar todos los años.Los niños (y niñas) están más pendientes de la fiesta, de los regalos que recibirán, del vestido, del peinado, que de lo realmente importante: recibir a Jesús Sacramentado. Muchos finalizarán el día de su primera y última comunión cuando termine el banquete, se repartan los regalos y los invitados regresen a sus hogares. Muchas culpas las tienen los padres que confunden una Primera Comunión con un festín por todo lo alto, desdibujando la necesaria austeridad de un niño que va a recibir a Jesús Sacramentado. Los padres se deben de ocupar y preocupar, ante todo, de explicarles sobre la presencia real de Cristo en la Eucaristía. Todo lo demás sobra. 

Comparte en tus redes

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to Twitter
Arriba