Parroquia de San Vicente (Sevilla)

LOS JÓVENES Y LA IGLESIA

jovenes-iglesiaCon motivo de la reciente visita del Papa a Cuba, dijo ante una multitud de jóvenes que sin ellos la Iglesia corre el riesgo de entrar en una grave crisis. Es una realidad evidente que cada vez es más complicada la relación entre los jóvenes y la Iglesia. Creo que honestamente nos debemos interrogar si nuestras comunidades parroquiales, asociaciones, movimientos, hermandades, son lugares habitables por nuestros jóvenes hoy en día. Y nosotros,nos invitaba el Papa,¿qué hacemos para que nuestra Iglesia sea el farol de nuestro entorno?. Creo que desde hace tiempo ha sonado la campana de alarma y habrá que cortar esa inquietante amenaza. Es verdad, sin los jóvenes nuestra Iglesia puede desaparecer posiblemente por no saber dar respuesta generacional. En las misas dominicales abundan casi en exclusiva las personas de edad avanzada.¿Dónde está el fallo? ¿Qué ocurrirá cuando desaparezcan?.Por ello, debemos recuperar a los jóvenes, ser más cercanos a ellos, estudiar recursos, ideas, espacio de diálogo, de encuentro, preparar bien la liturgia, hacer oraciones en común, y además todos en torno a las parroquias. Como creyente tenemos que recoger la llamada del Papa Francisco y los gritos de los jóvenes, siendo testigos de nuestra Iglesia.

LA EDUCACION NO TIENE VACACIONES

escuela-vacacionesSeptiembre es el mes del comienzo escolar y el toque de atención para finalizar las vacaciones de verano, Y como ya es sabido, la educación no tiene vacaciones, siempre es momento de aprender y de educar. Para muchos, hoy en día educar es aprender muchas técnicas, dominar la informática, saber idiomas, llenar la memoria de recursos, todo con tal de competir una buena colocación o estar bien enchufado. Para muchos, (desgraciadamente) todos estos conocimientos son más importantes que lograr un buen nivel de formación en valores, tanto humana como cristiana.Una sociedad, bañada también por la crisis de valores, que no cuida de sus jóvenes, que permite que impongan su ley con la fuerza y la amenaza, la pasividad o la astucia. Es una sociedad que se está enfermando, aunque avance en otros campos o alardee de mucha (falsa) progresía. De ahí que la familia es la verdadera educadora y para ello los padres deben tener más contactos con sus hijos, mas diálogos y menos televisión, más participación y relación con el colegio y las actividades educativas. Debemos trabajar, con mucha seriedad, entre todos para preparar a personas íntegras, libres y respetuosas, sin perder el referente de la espiritualidad (que se está perdiendo poco a poco); de lo contrario, crearemos una sociedad anticipadamente muerta. Y en este tipo de educación, nunca debemos olvidar el crecimiento en valores cristianos, sin perder el referente de Dios.

LA FAMILIA EN ALZA

familia-diaconoDesde esta pequeña ventana de la red social e informativa, deseo lanzar unas lineas llenas de esperanza a favor de la familia, que bien sabemos representa uno de los valores humanos mas importante y decisivo. Creo que ha llegado el momento de decir basta a tanta falsedad sobre ella, a tanta manipulación, a tantas medias verdades, a tantos desenfoques llenos de irrealidades; basta de que la familia sea un tema metido a discusión permanente y piedra arrojadiza en los conflictos sociales y politicos. La familia no ha de acaparar ningún grupo para si, para sus estrategias. No debiera existir político mas familiaristas que otros, ni es cosa de unos pocos. España, que es un país desarrollado y democrático, se debe distinguir entre otras cosas porque tenga las ideas claras sobre la realidades de la familia. De momento sabemos que el gobierno central  ha sido capaz, muy someramente, de enfrentarse a los retos del presente y de un futuro deseo de preparar lo mejor, para nuestros hijos. Dios quiera que no haya sido una travesura electoral.

TIEMPO DE VERANO, TIEMPO DE DESCANSO.

verano-diaconoLlegado este tiempo de verano, siempre sentimos necesidad de un descanso. Ansiamos, jóvenes y mayores, unos días para descansar y los días estivales pueden ser los más propicios, que es cuando disponemos de más tiempo y disponibilidades. Naturalmente el mejor modo de descansar es cambiando de actividades, o sea, el tiempo libre hemos de llenarlo de algo provechoso, tanto para el cuerpo como para el espiritu; es tiempo para crecer y no podemos malgastarlo, sino aprovecharlo. Creo que entre la muchas actividades provechosas que podemos realizar durante nuestras vacaciones están las que nos permiten perfeccionarnos como persona: lecturas, deportes, pinturas, música, poesía; podemos intensificar las relaciones familiares, estrechar lazos de amistad, realizar actividades culturales, turísticas, leer el libro aparcado que espera, hacer manualidades que despierten nuestra creatividad o enriquecernos con las creaciones de los demás, visitar monumentos, contemplar paisajes; tambien es tiempo de colaborar en cualquier voluntariado social o religioso. En definitiva, las vacaciones de verano es tiempo para aprovecharlas y tiempo para crecer humana, social, politica y espiritualmente.  

CORPUS EN SEVILLA

corpus-sevillaDesde siempre la procesión del Corpus en Sevilla ha alcanzado un caudal enorme de color, riqueza y espiritualidad, constituyendo una rotunda muestra de arte popular y devocional. Pero no podemos solo quedarnos en la magnificencia externa de las flores, luces y cirios, pues lo esencial es llenarla de contenido. La custodia paseando por la ciudad entraña una invitación a todos los hambrientos, desahuciados, enfermos, inmigrantes,pobres y familias rotas, para que nadie se sientan excluidos, que no estén mendigando migajas de amor por la ciudad. Esa custodia de Arfe debe derivar para el cristiano, para Sevilla en particular, un compromiso en la lucha por la justicia, la igualdad entre todos, compartir lo que tenemos; debe ser un gran reto, el de conseguir una humanidad nueva, estructurada en la solidaridad y la paz. El Corpus no solo debe quedarse en la hermosura de los altares, sino en una renovación interior de  nuestra vida, como ciudadano y como cristiano.

Arriba