Octubre, mes del Rosario

RosarioSe acercan ya los cultos anuales a nuestra titular, la Virgen del Rosario. La Hermandad de las Siete Palabras es la heredera de la secular y antigua devoción a la que es patrona de la collación de San Vicente. Cuántas plegarias ha recibido la Virgen del Rosario a lo largo de tantas décadas, de varios siglos. Ante ella, nuestros mayores han depositado sus gozos y sus esperanzas, han confiado sus penas y han encontrado un manantial de fe y devoción. Cuántos niños y niñas son presentados a Ella tras el bautismo, para ser consagrados a la protección y el amor de la Madre de Dios. Por tantas y tantas razones, los hermanos de las Siete Palabras tienen una cita a final de octubre con la Virgen del Rosario. Y, por supuesto, también el 1 de noviembre, Solemnidad de Todos los Santos, cuando la bendita y hermosa imagen de nuestra Madre del Rosario recorrerá las calles de la feligresía en procesión.

 

Yo te invito a que te acerques estos días a nuestra Parroquia de San Vicente. Aunque sea un rato. La Virgen del Rosario te espera. En su mirada, como tantas y tantas generaciones, encontrarás amparo, protección, consuelo y auxilio. La Virgen nos lleva hacia Jesucristo, y sólo en Él encontramos palabras de vida eterna. Celebraremos el triduo en su honor, y así renovamos la tradición de este barrio en el que nuestra hermandad hunde sus raíces a través de los vínculos con la Hermandad Sacramental y con la Hermandad de la Virgen del Rosario. Porque, finalmente, la Hermandad de las Siete Palabras es como una fragua donde al calor de la fe y de los siglos se han ido uniendo distintas devociones del barrio de San Vicente.


Pero, al menos, acude a ver a la Virgen en su procesión del 1 de noviembre. En las calles mostramos nuestro amor a María y llevamos su esperanza a quienes no pueden o les da reparo acercarse al templo. En este sentido, como nos invita el Papa Francisco, nos acercamos a la periferia, entendida como lugar geográfico pero también como una forma de llamar a los corazones alejados de Dios.

Por último, y si no puedes acercarte estos días a San Vicente, te invito a que te unas con nosotros, estés donde estés, rezando el santo rosario. En él contemplamos los misterios de la vida pública de Cristo desde el Bautismo a la Pasión. Él es quien, declarado Hijo predilecto del Padre en el Bautismo en el Jordán, anuncia la llegada del Reino, dando testimonio de él con sus obras y proclamando sus exigencias. Durante la vida pública es cuando el misterio de Cristo se manifiesta de manera especial como misterio de luz: “Mientras estoy en el mundo, soy luz del mundo” (Jn 9, 5). En el rezo del rosario, por medio de María, nos encontramos con Jesucristo, a través de los misterios de gozo (Encarnación y vida oculta de Jesús), los misterios de dolor (los sufrimientos de su Pasión), los misterios de gloria (el triunfo de su Resurrección) y los misterios de luz (momentos significativos de su vida pública). El santo rosario nos introduce en la profundidad del Sagrado Corazón de Cristo, abismo de gozo y de luz, de dolor y de gloria.

Así pues, de una manera o de otra, te esperamos por San Vicente en los cultos a Ntra. Sra. del Rosario. Para todos vosotros, mi bendición.

 

Marcelino Manzano Vilches, pbro.
Párroco de San Vicente Mártir y Director Espiritual de la Hermandad.

 

Comparte en tus redes

Submit to FacebookSubmit to Google BookmarksSubmit to Twitter

facebook twitter

El Newsletter de la Parroquia de San Vicente le informa por e-mail de las novedades de la Parroquia.

Arriba